martes

Carta de amor siguiente

Te escribo una carta.
Una y otra vez.
Escribo desde la comisura todo eso que nadie nunca leerá sobre mí,
los sentimientos velados, las expectativas que tuve
pasajera de mis sueños, desnuda e informe.
Escribo una carta para dejar encerrado en un sobre
un amor que viaje como querría que viajáramos.

Te escribo que eres importante
te escribo que ya sé que no estaremos juntos
siento leer las letras anteriores
pero he comprendido ya que tú no estás ahí
donde yo te he querido tantas veces.
Tú estás, pasajero de tus sueños.
Un bote sumergido y yo,
sin aire suficientemente.

viernes

Primera carta de amor


Yo tenía cinco o seis años.
Eran las tres o las cuatro de la tarde.
La siesta en esa casa era un rito litúrgico
y en esa cama estábamos él y yo.
Yo tenía cinco o seis años.
Él debía tener unos cuantos más.

Recuerdo que me dijo que me despertara
y yo le dije que tenía sueño,
que hiciera lo que quisiera,
que me dejara tranquila.

Recuerdo su olor en mi espalda,
quizá por eso atiendo tanto a los olores.
Recuerdo que me dijo que le tocara,
que cogió mi mano y se toco,
quizá por eso tienda tan poco a tocar.

Y en esa cama estábamos solos,
y eran las tres o las cuatro de la tarde.
Y me violó.


lunes

cosa bonita

Me gusta tener cosas bonitas en casa,
tenerlas a la vista. Pienso que
si he sabido elegir esas cosas,
resaltándolas del resto de las cosas
alguien podrá también resaltarme a mí
y hacerme sentir bonita.
Y sé que esto no son maneras de hacer las cosas,
sé que debería ceñirme a mí misma
y aceptarme, 
pero sólo estaba hablando sin más,
estaba hablando de cosas,
de cosas bonitas.

el gran tute

el gran tute
y la vida al desnudo