martes

deseando la parálisis ...

Cómo era . . . ? Quiero ser una medusa y flotar . . . ?

de los regalos y sobre la amistad ...

La mujer más rica de Francia regala 1.000 millones
El afortunado es un fotógrafo amigo de Liliane Bettencourt
INMACULADA RUIZ - París - 16/12/2008

((( La mujer más rica de Francia, principal accionista del emporio de cosmética L'Oréal, Liliane Bettencourt, anda en pleitos con su hija, Françoise Bettencourt Meyers. ¿La causa? Liliane ha regalado a su afortunado amigo el fotógrafo François-Marie Banier 1.000 millones de euros. Su hija ha pensado que su madre no estaba en sus cabales cuando tomó la generosa decisión y ha pedido a los tribunales franceses que incapaciten a Liliane Bettencourt y la sometan a la tutela económica que le impida "dilapidar su fortuna". De momento, la madre se ha negado a que se le practique un reconocimiento médico, pero las autoridades continúan investigando sobre las condiciones de la generosa donación.

Según el rotativo francés Le Journal de Dimanche, la respuesta de la anciana millonaria a la demanda de su hija es que ella subvenciona a quien quiere. Para eso tiene 17.000 millones de euros, más o menos; según los cálculos de la revista Forbes, la cuarta fortuna de Europa y la primera de Francia.

Liliane ha cumplido ya 86 años y anda apartada del mundanal ruido, disfrutando de las obras de Picasso, Monet, Van Gogh y Chirico que cuelgan de las paredes de su residencia en el exclusivo barrio parisiense de Neuilly; quizás el retiro adecuado para una mujer que dirigió durante toda su vida el imperio cosmético heredado de su padre, el fundador de la firma, Eugéne Schueller, un hombre avispado que tuvo el buen ojo de fabricar el primer tinte capilar. A los 15 años, la joven Liliane entró en el negocio paterno pegando etiquetas en la fábrica de cosméticos. Un puesto nada glamuroso para la única hija y, por tanto, única heredera, del fundador del mayor emporio cosmético. Fue entonces cuando contrajo una tuberculosis que la tuvo retirada, ahora sí a la altura de su fortuna, en un balneario de Suiza. De aquella estancia se trajo del brazo a André Bettencourt, un político cercano a Georges Pompidou con quien estuvo casada desde 1950 hasta que él falleció, hace un año. Precisamente fue un amigo de la infancia de éste, François Dalle, quien presidió el grupo como director general, un cargo que no quiso ocupar la heredera, que siempre estuvo en la sombra.

La vida del fotógrafo François-Marie Banier ha sido menos acaudalada -hasta ahora-, pero no menos interesante. Ambos se conocieron cuando aún vivía el marido de Liliane Bettencourt, y se hizo íntimo del matrimonio. El fotógrafo, también pintor y escritor, ha tenido una buena cartera de amigos: desde Salvador Dalí hasta Carolina de Mónaco. Johnny Deep dice de él que ha hecho las únicas fotos en las que se reconoce y son muchos los artistas que se rinden a su cámara.

"El dinero tiene que servir para emprender", es una de las máximas de la multimillonaria. Y, en sus cabales o no, ha decidido que el emprendedor Barnier sí que lo vale. )))

Y digo yo ... Ya no se encuentran amigos así!!! EL CARIÑO ES UN GESTO SOBREVALORADO!!!! REGALEN PASTA!!! SI QUIEREN A ALGUIEN HAGANLE RICO!!

( saben donde vivo ... tienen tiempo de ahorrar ... )

viernes

cumpleaños

Yo lo noto: cómo me voy volviendo
menos cierto, confuso,
disolviéndome en aire
cotidiano, burdo
jirón de mí, deshilachado
y roto por los puños.

Yo comprendo: he vivido
un año más, y eso es muy duro.
¡Mover el corazón todos los días
casi cien veces por minuto!

Para vivir un año es necesario
morirse muchas veces mucho.


ángel gonzalez

martes

Ángelus

Quién me iba a decir que el destino era esto.

Ver la lluvia a través de letras invertidas,
un paredón con manchas que parecen prohombres,
el techo de los ómnibus brillantes como peces
y esa melancolía que impregna las bocinas.

Aquí no hay cielo,
aquí no hay horizonte.

Hay una mesa grande para todos los brazos
y una silla que gira cuando quiero escaparme.
Otro día se acaba y el destino era esto.

Es raro que uno tenga tiempo de verse triste:
siempre suena una orden, un teléfono, un timbre,
y, claro, está prohibido llorar sobre los libros
porque no queda bien que la tinta se corra.

Mario Benedetti

qué triste es ser electrón

video

Canción cantada por su autor original, Carlos Fernández Tejero, profesor titular de la facultad de ciencias Físicas de la Universidad Complutense de Madrid, durante la Gala de Premios Covariantes y Contravariantes 2008.

La letra es la siguiente:

Pasaron varios siglos sin que el hombre descubriera
que vivía a su manera el electrón.
Estaba en todas partes y no estaba en ningún sitio
por aquello de la indeterminación.

Vivía para siempre enamorado
de un próximo y pesado nucleón.
Jamás los vieron juntos en la Tierra,
la Luna o el Sol.

Qué triste es ser electrón,
vivir en una nube,
el electrón se aburre por definición.
(x2)

Sentía una atracción irresistible
y el amor era imposible por aquel bello protón.
El Hombre destrozó todo el encanto
con la inversa del cuadrado que se le ocurrió a un señor.

Danzando por un átomo cualquiera,
espera conocer lo que es amor.
Jamás los vieron juntos en la Tierra,
la Luna o el Sol.
Qué triste es ser electrón,
vivir en una nube,
el electrón se aburre por definición.
(x2)

el gran tute

el gran tute
y la vida al desnudo